La puerta hacia la Patagonia Argentina / Ruta 40 en bicicleta

Hola amigos y bienvenidos a una nueva entrada de esta aventura por el mundo!

El viernes pasado los dejé con la duda compartida de si hacía dedo para atravesar unos 100km de ripios suelto o lo hacia pedaleando y digo compartida porque hasta yo estaba en duda de si lo hacía o no. 

Como les comente antes, quiero estar en Ushuaia para diciembre y hacer tramos que me demoren varios días no es una opción en estos momentos. Así que mientras arrancaba ese día a las 6am y con el sol aún despertando, desayuné, armé toda la bici y salí para Bardas Blancas a las 8am. Solo faltaban unos 20km y era todo bajada. Sin viento, llegué en menos de 2 horas. 


Cuando llegue había un señor que trabajaba  por ahí y le pregunté si sabía donde podía ponerme para hacer dedo. Le pregunté más que nada para arrancar conversación porque el pueblo no era muy grande y en menos de 2 cuadras ya comenzaba la ruta nuevamente. Me señaló un lugar y mientras lo hacía, me decía que era muy difícil hacer dedo. Nos reímos y le dije que me desee suerte. 
En ese lugar que me señaló había para sacar agua, unos banquitos, árboles que daban buena sombra, algo que parecía una parada de colectivos y todo cercado con una pequeña puerta ya abierta. 

Estuve más o menos esperando seis horas!
En ese tiempo apareció una chica de Suiza que venía viajando de mochilera, así que nos pusimos a hacer dedo uno cada uno mientras conversábamos y usábamos el internet que nos prestó el almacén de enfrente. Increíblemente no me paró nadie, pero  lo bueno es que a ella 3 vehículos le frenaron! Los dos primeros iban solo a unos 50kn pero el último que freno nos terminaría adelantando unos 150km! Si no fuera por ella creo que aún estaría esperando. 
Cargamos la mochila y la bici, primero dejándola totalmente liviana para subirla mejor, aunque igual pesa mucho, la bici con los porta alforjas pesa unos 19kg. Me duró dos noches el dolor de hombros. 

Vista de la Laguna arriba de la camioneta 

Luego de varias horas el objetivo estaba cumplido! Llegamos a Barrancas, mi primer pueblo visitado de Neunquen. 
Pasamos una noche cerca de la entrada donde estaba la estación de policías y al día siguiente ella siguió rumbo al sur y yo a pedalear, pero mientras inicie me di cuenta que la rueda trasera estaba algo baja, seguramente estaba pinchada, así que al llegar a la primer gomería me detuve para arreglar. Ahí estaba Jorge o el pelado como lo llaman, el dueño de la gomería y pertenecía a un club de casa rodante. Ese fue el motivo por el que me quede ahí varias horas tomando mates y conversando, me ayudo en el arreglo y me dejo conectar la batería de la cámara. La hora se había pasado y decidí armar campamento en el camping municipal que era gratis. Terminé quedándome dos noches hasta que se me pasara el dolor de hombros hahah ahí aproveché a lavar la ropa, bañarme y descansar más hahah esta racha de descanso viene fuerte!
El día que salí de ahí, había viento a favor, algo inusual en estos tiempos y lugares donde el viento es fuerte y cruzado. 

Volcán el Tromen visto desde la entrada del pueblo Buta  Ranquil 


Llegué a Buta Ranquil, unos 36km de distancia y a las 4pm. El problema fue que en los últimos 15km el viento empezó a tomar mucha fuerza y la ruta se dirigió al oeste. Así que mientras el viento venía del norte y yo iba al sur, todo eran sonrisas, hasta que todo era risas, porque no podía creer la fuerza con la que me empujaba desde un costado. Tarde varias horas, pero al fin había llegado y al parecer la ruta cambiaría nuevamente hacia el sur para continuar con este viento a favor. Me detengo cerca de una estación de gasolina que parecía abandonada, justo en frente donde había un restaurante, vi un paso de agua y por eso pare, para recoger agua y estar abastecido de ella. El sol estaba fuerte así que decido apoyar la bici justo a la vuelta donde había sombra. Resulta que cuando estaba doblando a la derecha, veo a otro viajero en bicicleta descansando ahí. Nos alegramos y conversamos por un buen rato, el se llamaba, Tadeo. Viene de la Quiaca y se va hasta ushuaia con su proyecto llamado Plan R 40.  
El me compro 3 fotos, comí buena cantidad de fideos con atún y arvejas y ya para ese entonces mis planes cambiaron. Fuimos a buscar un camping y al encontrar uno me termino invitando, o sea pagando dos noches, pero no de camping, si no unas cabañas bastante económicas que tenía la dueña del camping en su casa.


El día lunes arrancamos para Chos Malal y mientras que eran unos 88km  desde donde estábamos, los vientos cruzados y fuertes nos forzó a hacer el recorrido en 3 días. Algunas veces pedaleando y otras empujando.


Luego de la lucha contra el clima entendí que esto era tan solo la puerta a lo que verdaderamente me esperaba más al sur en la Patagonia. Sebastian quien tiene su proyecto Los Viajes de Karim, me escribió diciendo que ellos bajarán por chile ya que por Argentina es un desierto de poca gente, poca agua y sin proveedurías.

Después de su mensaje, busque algo de info en internet sobre la ruta y terminé en el blog de uno de los grandes del cicloturismo, Pablo García quien dio la vuelta al mundo en su bicicleta en 16 años. Ahí vi que en verdad me enfrentaría a algo muy fuerte y que muy pocos lo hacen. Cuenta que pueden pasar 4 días donde el viento no deja avanzar y que muchos terminan subiéndose a una camioneta para escapar de ese lugar o que el viento puede ser tu aliado y enemigo a la vez, cuando te empuja de atrás, pero te tira a la carretera. Básicamente lo que me ha estado pasando a mi con el viento cruzado del noroeste. Pero una extraña sensación me trae leer todo esto y es que en verdad quiero hacerlo, no quiero lo fácil, aunque elegir otro camino tampoco sería lo fácil. Tan solo quiero retarme y descubrir una vez más, de lo que somos capaces. 




3 comentarios:

  1. Fuerza Ezequiel!!!!! Todos nuestros buenos deseos para vos y Manchitas!!!! A seguir....besos

    ResponderEliminar
  2. Fuerza Ezequiel!!!!! Todos nuestros buenos deseos para vos y Manchitas!!!! A seguir....besos

    ResponderEliminar
  3. Gracias por compartir tu experiencia Eze! A seguir rodando

    ResponderEliminar

LinkedIn