Esto será mi mayor desafío viajando en bicicleta


El tiempo pasa tan rápido que de un momento a otro te das cuenta que no escribiste nada y solo dejaste guardadas todas tus experiencias del viaje en lo más profundo de ti. Pero esta vez, quiero escribir sobre mis nuevas aventuras y contárselas. 
Luego de estar 7 meses recorriendo parte de Ecuador, había llegado a Perú, 6 meses más llenándome de vivencias, de amigos y de vida. Hoy, luego de un buen tiempo empiezo a recorrer un nuevo país, Bolivia. Quién sabe cuánto tiempo más...
Ahora me encuentro en La Paz, junto con Marcos, Lina, su hijo Adrián y su perrita Pequeña, una familia que viajan a pedal con un proyecto que recorre Sudamérica y con ganas de más. Marcos y Lina son veterinarios y van haciendo campañas de esterilización y castración. Son, Un Recorrido en Cuatro Patas. 

Desde Copacabana, donde nos encontramos, fuimos hasta La Paz. Largo día donde tuvimos que superar una gran subida, un cruce en barco y dos horas de estar sentados en una camioneta. Estando en el cruce salió la idea de llegar rápido y unos camioneros nos aventaron, primero nos pidieron 20 bs por los tres, pero al llegar en El Alto de La Paz no nos cobraron nada. Empezamos a pedalear hasta el Centro de La Paz, todo era bajada y más bajada. Ya a unos pocos km del centro paramos e hicimos una llamada a un amigo que está viviendo ahí, pero no recibimos respuesta, así que compramos unos chips y empezamos a contactar con todos los grupos de por haber. Decidimos ir a la Plaza Morillo y ya de noche y estando allí, nos respondieron del MAI, moto ayuda internacional, un grupo que también ayudan a cicloviajeros como nosotros. Nos avisaron que un señor llamado Grover tiene su moto posada y nos iba a buscar. Esperamos unos pocos minutos y lo vemos venir, subimos las tres bicicletas, más dos trailers de los chicos en donde viajan su hijo Adrián de 3 años y su otra “hija” Pequeña. La verdad que con ganas se puede todo y queda demostrado en esta especie de Tetris jeje. 

La casa no quedaba tan lejos pero hicimos paradas para comprar algunas cosas y el tiempo fue de una hora, pero al estar conversando pasó rápido. 
Estando en la moto posada llegaron una pareja de colombianos en su moto y en los días siguientes llegaron una pareja también de Colombia junto con su hijo Carín de 2 años arriba de sus bicicletas. 
Ahora les contaré los más importante, cuando viajaré y por donde. 
Desde que empecé el viaje sabía que iba a pedalear por La Ruta de la Muerte, un lugar que desde siempre le tuve mucho respeto y de podría decir que hasta vértigo. Eso de tener que andar por la izquierda de un abismo, carretera sin asfaltar y en bajada, me dejaba pensando en las noches antes de emprender mi viaje. Pero saben algo, ahora voy tranquilo, no por nada llevo más de un año recorriendo Sudamerica, ya había hecho El Cañón del Pato, un Desierto interminable en Perú, subidas interminables hasta los 4700 msnm y también que me dijeron que ya no pasan autos por ahí y ahora es solo turístico para bicicletas jajaja. También el Salar de Uyuni, pero Grover me dijo que no había camino y tendría que regresar a La Paz para poder visitarlo. Fue ahí cuando empecé a recordar el viaje de mi padre, el que hizo en el 2007 en moto he hizo La Ruta de la Muerte y continuó a Cochabamba y al Salar, así que volví a leer su blog y confirme que si hay camino, difícil tal vez para una bicicleta, pero la idea de hacer la misma ruta que hizo mi padre hace tiempo atrás me llenaba de más adrenalina. Volví a ver en el mapa y pude ver una ruta, no se si esté asfaltada, pero lo más probable es que no lo esté. Creo que este será uno de mis más grandes desafíos. 
Mientras tanto estando acá en La Paz, quiero aprovechar a vender más fotos y stickers, en estos momentos tengo 8bs. (En una entrada les contaré cómo logro sobrevivir con poco dinero) intentaré comprar una cocina a combustión, me dicen que son económicas, aunque en estas situaciones no importa que sea, todo es caro jaja.  También necesito un cargador para mi computadora, lo perdí hace un tiempo. Lo bueno es que el otro día pude arreglar mi compu, se estaba reiniciando en cada segundo y hasta llegó a no prenderse más. Anteriormente había gastado 100 soles en Cusco para que la vean y me dijeron que estaba mal la placa de video y no había reparación, será que Apple me quiera contratar jajaja. 

Así que amigos, estás son las novedades hasta ahora y nos veremos en la próxima entrada, quien sabe donde, quien sabe cuándo, no porque no quiera, si no porque estaré inmerso en mi soledad interna y acompañada de la naturaleza, de sus vientos, de su espíritu llenándome más de vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkedIn