Desierto de Perú - Día 2 / De lo malo se saca algo bueno!


Al pasar la noche en este lugar sabía que tenía una fuerte subida para regresar a la carretera. Pero a lo lejos en el mar se veía algo que parecieran ser muchos veleros, tenía tanta intriga por saber que agarre la bici y me baje hasta la playa, obviamente sabiendo que luego tenía el doble de esfuerzo para regresar. Al llegar me doy cuenta que el lugar se llamaba Cabo Blanco, una zona turística conocida por el deporte de pesca en alta mar, se ven varios carteles, fotos y hasta una estatua de un extranjero que tiene el récord mundial de pesca, con más de 1500Lbs. El lugar no es muy grande, así que con un algunas pedaleadas llegué hasta el final del pueblo, en el recorrido hable con dos personas, la primera me acerqué para preguntarle sobre los barcos a vela y me dijo que eran e los pescadores, le pregunte con quien podría hablar para ver si podía entrar en un bote y hacer una cobertura fotográfica, me dijo el nombre del presidente de la asociación de pescadores y me dirijo a buscarlo, como el lugar era chico no sería difícil buscarlo. Mientras lo buscaba es ahí cuando encuentro a esta segunda persona, me dijo que no lo había visto, que seguro se había ido a pescar, seguí pedaleando y al regresar nos cruzamos nuevamente. Me comento que pescaba hace más de 50 años, con barcos de vela y barcos de motor. También me hablo sobre la huelga que habían hecho los pescadores hace unos días, era porque rechazaban la idea de que pusieran 500 plataformas en el mar para extraer petróleo. Otra cosa que me dijo fue que la semana pasada se había roto un caño en la la orilla del mar y derramo mucho petróleo, vinieron a hacer investigaciones, limpiaron todo, pusieron una multa grande, pero los peces se fueron lejos y ahora no los encuentran. Nos despedimos y me fui hasta la entrada de el lugar y vi un señor afuera de un restaurante, le pregunte por un Cyber, pero me dijo que no sabía si había, como le dije que era para escribirles a mis amigos para que sepan donde estoy, me presto para conectar  la corriente y su wifi. Ahí ya aproveche a subir la entrada anterior y a responder los mensajes. Luego de estar un ratito ahí, ya me veía venir esa subida, guardé mis cosas y me fui directo a buscar una camioneta que pudiera ayudar, no iba a subirme toda esa cuesta, exponiendo a Mancha a tanto sol y solo para llegar al mismo lugar que estaba ayer. Así una familia me ayudo y me regreso asta El Alto, solo hasta terminar la subida, porque les dije que quería buscar agua y ellos me dijeron casi regañándome de porque no les pedí antes jaja no quería molestarlos con tanto les dije y me regalaron una botella que ellos había comprado. Baje la bici y continué a ver donde encontraba agua, fui a un tienda y no me llenaron mis botellas pero me regalaron una más cerrada. En otro lugar le pedí y mientras fue a buscar el agua, yo intentaba que la bici se quedara parada pero no podía, se calló dos veces. La señora me trae un un balde de 4 Ltr! Llene algunas botellas y ya tenía hambre así que fui a buscar un lugar para comer, luego de preguntar en algunos lugares, me quede en a comer en el mercado, 6 soles me dieron segundo y jugo. la bici quedo muy bien apoyada al costado del cordón de la vereda, pero al subir yo y el Mancha la bici se me fue para el costado y callo, paro la bici, subo a Mancha y comienzo a pedalear, ahí noto algo raro, como que la cadena no enganchaba bien. Luego de hacer unos metros dejo de hacerlo, pero el cambio más liviano no lo podía usar porque chocaba con los rallos de la rueda (Justo unos días antes en Máncora un chico me pregunto si no le pasaba eso a la bici, le dije que no, pero ahora si pasa jajaj) Y bueno, ahi estaba nuevamente en la estación de servicio, en la entrada de la ciudad El Alto, ya con el sol del medio día avance varios kilómetros, en ese tiempo un señor con su moto me saco unas fotos, hablamos un rato, luego una camioneta que se detuvo cuando me vio parado bajo una sobre, me pregunto si tenía un recipiente para llenar agua, le dije que sí y me ofreció jugo de manzana helada! Delicia en medio de la nada, así como apareció se fue y yo nuevamente solo. A lo lejos veía una subida que me retaba, sin dudarlo fui decidido, antes de la subida, habían unas casas y la gente de ahí me saludo y se reían de como llevaba a Mancha. Estando en la base de la cuesta, empiezo a poner los cambios más ligeros para poder subir, veo que en el cambio numero 1 chocaba con los rayos, así que lo pongo en el 2, mientras daba algunas pedaleadas, no muchas, aun seguía en la base de la subida, no se que se me paso por la que cabeza que pongo el cambio en la marcha 1 y de un momento a otro todo era un desastre, el tensor se trabo con los rayos y yo no podía ni ir ni para adelante ni para atrás, la cadena se había trabado. Ya viendo todo esto, lo bajo a Mancha y me pongo  revisar, note que el tensor se había abierto, así que por mi cabeza dije, bueno lo aprieto y ya esta, fui hasta las casas que pase más atrás y le pregunte a un señor que estaba sentado comiendo una fruta bajo la sombra de un árbol. Al principio el señor no me miraba, medio desconfiado se notaba. Pero al instante se lo noto más relajado y me pregunto si me serviría una tenaza y un martillo, fuimos hasta la bicicleta y el señor me ayudaba a ver que se podía hacer. Por el momento lo que hicimos fue correr la cadena para un costado para que la rueda se pueda mover, bajamos hasta un descampado, justo en frente de donde el vivía. Ya se acercaba el atardecer, aun teníamos tiempo, pero había que hacer algo rápido, aunque yo ya pensaba quedarme la noche por ese sitio. Intentamos aplastar el tensor pero ya estaba muy destruido, así que se nos ocurrió cortar la cadena para hacerla de una sola velocidad y poder avanzar hasta Talara y comprar un tensor nuevo que según el valía 10 soles. Estuvimos un buen rato intentando acortar la cadena pero no había caso, yo no tengo la herramienta para hacerlo, así que intentamos con un clavo y martillo sobre una piedra, una madera que se partió y hasta que por ultimo otra cadena, pero de moto, ahí logramos dar el golpe exacto para cortar la mi cadena. Aun había sol, pero el me decía que la señora lo estaba apurando porque tenían que hice a otro lugar, también me contó que no tenía trabajo porque lo habían despedido. Ya midiendo la cadena y ver que no quede ni muy liviano, ni muy pesado para pedalear lo armamos todo, logramos lo que queríamos. Aún quedaba unos rayos de sol, el señor me ofreció que duerma junto a su casa, en realidad la casa era de su cuñado, pero no había problema, estando ahí me llevo a conocer un lugar donde la gente se bañaba, pasamos por todas las casas y bueno, ya todos se enteraron que había un visitante jajaja.jaja,  el señor había conseguido camarón y me invitaron un gran plato de arroz con el camarón y toda mi taza de metal llena de café (500gr) justo la puerta de mi carpa dio a dirección a la luna y se veía imponente. Al día siguiente me invitaron un desayuno, arroz, huevos y full café. La noche termino muy bien, me ofrecieron chicha cacera, me dijeron que no era la que se masticaba y luego se dejaba fermentar


LinkedIn