Conociendo otro cicloviajero!


Este día al despertarme sabía que tenía una rica sopa que me sobró de anoche y patacones para hacer. La mañana amaneció más fría que de costumbre y con una pequeña llovizna,  eran tipo 7: 30 cuando desperté y ya con el sabor en mi boca de cocinar el plato, me puse a cortarlos.  Comí mucho!  Jaja hasta me hice un te con mucha azúcar.  La verdad que todo acompañaba para que siguiera estando en la carpa y eso hice.  Descanse unas horas más hasta que escucho un ruido de bicicleta,  como quien frena y la rueda hace ese ruido al raspar la pastilla. Salgo rápidamente de mi carpa creyendo que era alguien agarrando mi bicicleta,  lo cual sería imposible,  a menos que la haya desenganchado de la carpa y ahí ví que era otro viajero en bicicleta,  me quedé sorprendido,  hablamos un rato,  me dijo que en el restaurante anterior (donde pase la noche)  le comentaron de mí. Me pregunto si necesitaba algo y luego de que le contara que había pinchado mucho,  me regalo 4 parches.  Viendo que los dos nos dirigiamos hacia el sur,  tomamos la decisión de pedalear juntos,  no se cuánto, nunca había viajado con alguien así que sería una experiencia nueva y no lo dudé.  Empecé a guardar mis cosas,  saque unas fotos y comenzamos.
Llegamos hasta un restaurante que comimos por seis Soles.  La idea era descansar una hora,  pero se hizo mucho más de tanto hablar!  Seguimos y seguimos Pedaleando,  el lleva un poco menos de cosas y una bici más liviana,  lo cual me llevaba bastante ventaja.  Fue mucha más la ventaja cuando decidimos llegar hasta el peaje de Mórope.  Mucho viento,  se hacía de noche y mis piernas ya no aguantaban.  A el ya no lo veía,  me había tomado bastante ventaja y yo ahí están pedaleando y pedaleando antes de que llegue la noche.  Pero llegó y por suerte estaba el peaje cerca,  hice unos kilómetros y cuando estoy en el peaje empiezo a buscarlo,  aunque yo no sabía si me estaría esperando.  Hasta a mi unos kilómetros antes tenía ganas de ya parar y dormir,  pero dije ,  veamos si lo encontramos y si no lo veo,  continuó solo.  Pero ahí estaba,  esperandome, me levanta el brazo para que lo vea,  me hacer con y nos felicitamos por haber llegado ya que fue muy difícil por el viento. Lo promoción era buscar donde dormir,  antes viendo si se compraba algo para comer,  aunque yo con mis plátanos que aún me quedaban y la sopa estaba bien. El se compró un plato chiquito de la calle y a mi ya me hizo dar hambre jaja así que fui a ver que encontraba con mis últimos S. /2,50 voy al primer puesto y sin ver que tenía le preguntó qué me alcanzaba,  el señor me dice que nada..  Pero yo te invitó.  Wow.  Quise pagarle aunque sea con mis monedas pero no aceptó.  Me dio un plato de chaulafan!  Quiché compartirle a mi amigo pero no quizo,  me comi un %90 y el otro diez para Mancha.  Aunque el con su comida para perro no pasa hambre,  pero siempre quiere comida de verdad jaja y bueno lo siguiente era buscar donde dormir,  algo que nunca hago de noche,  por las obvias complicaciones.  Encontramos un espacio grande a la salida de Mórope,  hicimos fuego y cocinados algo,  yo hice solo los patacones y con eso quede satisfecho.  El cielo estaba bien estrellado y un poco fresco.  Me abrige un poco,  no tanto como anoche y a dormir para descansar hasta mañana.
Segundo día y me puse a reparar mi rueda que se había pinchado,  si otra vez jajaja desarmados todo y el se adelantó porque yo me quedé comiendo algo porque sin comer no salgo!  Cuando empiezo a pedalear,  ya muy temprano, el viento no molestaba como ayer,  al parecer por las mañanas son mejor por ese motivo.  Llegue muy rápido a Lambayeque,  iba de 15 a 20 km/h pasando la entrada de la ciudad lo veo a mi amigo,  estaba conectado a un Internet,  así que yo también aproveché a conectarme,  gracias a un chico que nos compartió wifi de sus casa. Estuvimos un rato,  ya solo faltaban unos diez km para Chiclayo. Estando ahí veo que me respondieron unas personas para alejarme a través de CouchSurfing,  así que tome la decisión de quedarme una noche en Chiclayo,  aprovechar a cargar mis aparatos electrónicos y publicar en mis redes sociales y al siguiente día continuar.  Con mi amigo quedamos en encontrarnos en Reque un Pueblito luego de Chiclayo.
Hoy pase la tarde en un restaurante (pude vender unos stickers) usando Wi-Fi y esperando respuesta de unas personas que me darían alojó pero no hubo,  hasta que un señor me escribió que si podía alejarme.  Tipo seis me encontraría con el.  Luego de encontrarlo me dio un cuarto y me invitó una cena.  Así que por suerte estoy bien comido y luego descansado para seguir mañana. Quiero editar unas fotos y escribir más antes de dormir.  Pronto más noticias de esta aventura y gracias a los que leen y están compartiendo! Saludos :)
Acá dormir esta vez! 

El es Taras


LinkedIn